Los últimos estudios afirman que fumar no modifica el riesgo de padecer endometriosis.

Dado que el tabaquismo reduce los niveles de estrógeno en las mujeres, podría disminuir también el riesgo de desarrollar endometriosis o, por lo menos, su gravedad.

Sin embargo, aunque no sea una causa directa de la aparición de esta enfermedad, sí se ha descubierto que un nivel de tabaquismo elevado reduce la fertilidad. Por lo que esto unido a los problemas de fertilidad que causa  la endometriosis hacen que aumente el riesgo de no poder tener hijos.

 

 

Anuncios