Se suele decir que lo único que se necesita en la vida para ser feliz es: salud, dinero y amor. Personalmente, descartaría el dinero pero como a veces se hace necesario para tener salud, lo mantengo.

La salud, ¡qué importante y qué poco nos importa cuando estamos bien! Es como una de esas personas maravillosas a la que echas de menos cuando falta, aquella que su ausencia se nota y se lleva dentro.

Está siendo un año difícil por este tema. No estoy bien al 100% y lo noto (a parte de lo que digan los médicos). Lo noto en mi día a día cuando las fuerzas me flaquean, cuando a mis 20 años me cansa estar mucho tiempo de pie. Cuando tengo nauseas y diarrea casi todas las mañanas. Lo noto cuando me duele y es un dolor que siempre está ahí, en silencio. Con el que tienes que aprender a convivir porque tarde o temprano se manifiesta.

Tengo quistes por todas partes y tan sólo 6 meses después de que me hayan operado. En el ovario izquierdo, en el derecho, en la cavidad peritoneal… Y mi única solución es esperar, esperar a que sean tan grandes que precisen operación o esperar a que milagrosamente desaparezcan o rezar porque se mantengan del mismo tamaño.

Soy joven así que consideran que tienen que mantener mis órganos lo más intactos posibles por lo que cuantas menos operaciones, mejor.  No vaya a ser que se reduzcan mucho más mis posibilidades de ser fértil. No creáis que me ofrecen alguna solución.  Solo esperar y hacerme una ecografía dentro de 3 meses para controlar el crecimiento de los quistes.

En fin, solo quiero recuperar mi energía, mis ganas, la ausencia de preocupaciones de este tipo que no tendría que tener a mi edad. Solo quiero pedir amor y dinero. Quiero que se me olvide como al resto lo maravilloso que es estar sano y vivir. 

 

108_0042

Anuncios